Mantenimiento en camiones: diferencias entre mantenimiento preventivo y correctivo

Mantenimiento en camiones: diferencias entre mantenimiento preventivo y correctivo

Para el chófer de camión su vehículo supone su principal aliado durante su día a día. Un simple fallo en la mecánica o un deterioro por la falta de mantenimiento puede suponer dejarlo inmovilizado durante horas o incluso días. Ésto traería consigo pérdidas razonables así como retrasos en los itinerarios a realizar. 

 

El tándem compuesto por el chófer y el camión debe ser lo más sólido posible, por lo que evitar posibles fallos de mantenimiento que perjudique a ambos resulta fundamental. Pero, ¿sabías cuál es la diferencia entre mantenimiento preventivo y correctivo? Te lo contamos a continuación:

 

  • El mantenimiento preventivo es aquel que se realiza con el objetivo de conservar el buen estado del vehículo y prevenir, como indica su nombre, posibles fallos mecánicos. Su principal finalidad es eliminar riesgos y evitar posibles inmovilizaciones del camión. Se trata del tipo de mantenimiento que menos se tiene en cuenta y, sin embargo, es esencial ya que actúa como una herramienta de prevención ideal.
  • El mantenimiento correctivo es el más conocido. Es el que se lleva a cabo cuando lo que se busca es devolver al equipo al correcto funcionamiento. Es aquel que se ha de realizar ya que sin esa reparación el vehículo no podría funcionar de manera adecuada en su totalidad. En el mantenimiento correctivo es importante conocer los motivos de la avería para saber qué ha fallado y prevenir situaciones similares en un futuro. 

 

Tanto el mantenimiento preventivo como el correctivo tienen un papel esencial en todo vehículo, más aún si cabe en los camiones que realizan largas jornadas de trabajo. Un buen mantenimiento preventivo reducirá considerablemente la probabilidad de que tengamos que acudir al taller para un mantenimiento correctivo. Y es que, cuando se trata de proporcionar seguridad al chófer en su día a día, toda medida es poca.