, ,

Consejos para combatir el estrés térmico en la cabina

El calor es uno de los mayores problemas de los conductores profesionales en verano. Las altas temperaturas durante extensas jornadas y trayectos pueden dar lugar al ‘estrés térmico’, comúnmente llamado ‘golpe de calor’. Algunos síntomas de estar sufriéndolo son: cansancio, debilidad, mareo, dolor de cabeza, vómitos o pérdida de conocimiento.

Para evitar el estrés térmico en la cabina durante la ruta, es importante seguir algunas recomendaciones:

  1. Hidratarse constantemente: consumir agua es clave para sobrellevar el calor. Recuerda llevar siempre una botella de agua y mantenerla en un lugar fresco de la cabina. Aunque no tengas sed, recuerda beber agua frecuentemente.
  2. Comer de forma saludable: evita las comidas pesadas y grasas muy elaboradas como los fritos, la sal en exceso y el azúcar. Estos ralentizan la digestión y aumentan la temperatura corporal. Elige alimentos ligeros y saludables con más nutrientes como las verduras, las proteínas y las frutas.
  3. Dormir bien:las altas temperaturas afectan al sueño. Es necesario dormir de 7 a 8 horas al día. Si notas algún síntoma de somnolencia durante el trayecto, estaciona en un lugar seguro y descansa todo lo que sea posible.
  4. Proteger la piel y la vista: usa protector solar para evitar quemarte durante las cargas y descargas y los desplazamientos fuera del camión. Las quemaduras del sol aumentan la temperatura interna, lo que puede dar lugar a una insolación.Además, esimportante utilizar gafas de sol para proteger la vista.
  5. Mantener acondicionada la cabina: antes de subir al camión, abre todas las puertas y baja las ventanillas para que el calor salga del vehículo. Una vez lo hayas expulsado, puedes poner el aire acondicionado.
  6. Ropa ligera: vestir con prendas que permitan la transpiración es esencial. Los tejidos muy gruesos aumentan el calor corporal y las posibilidades de sufrir un golpe de calor.

Cuidarte al volante implica muchas cosas y protegerte del calor en verano es una de ellas. ¡No lo subestimes!