Porqué conducción y estrés son una mala combinación

Why driving and stress are a bad combination

El camión, tu fiel compañero de viaje, ese que te acompaña durante miles y miles de kilómetros, en ocasiones es el principal afectado por tu estado de ánimo. Y es que, éste repercute directamente en la manera de conducir. El estrés es el principal estado que ocasiona en los conductores de vehículos industriales tensión tanto física, como emocional.

Los datos revelan que un 76% de los conductores están estresados durante la conducción. Un porcentaje considerablemente elevado que produce situaciones de riesgo y que ocasionan en el conductor impulsividad, impaciencia e incluso agresividad al volante. Y lo peor de todo: el estrés motiva a que tu percepción por el riesgo sea menor.

Sea cual sea el motivo del estrés, te ayudamos a que lo reduzcas siguiendo una serie de consejos:

  • Estilo de vida saludable. Sé consciente de la importancia de mantener una buena alimentación, descansar las horas necesarias y evadirte de la carretera cuando sea necesario. Aunque suene a tópico, la salud es lo primero.
  • Planifica tu rutina con tiempo. De cara a posibles imprevistos que puedan surgir y que puedan ocasionarte estrés, resulta fundamental ser flexible en tus horarios y no marcar horas rígidas. Acepta que en ocasiones pueden surgir este tipo de contratiempos y adáptate a ellos.
  • Prioriza tus metas. Diferencia lo más relevante de tu rutina y fija objetivos para cumplirlo. Interiorizar el plan diario a seguir de una manera organizada te ayudará a planificarte y reducir así el nivel de estrés.
  • La música, tu mejor aliado. Disfruta de tus canciones favoritas al volante, éstas tienen un poder incalculable sobre tu estado de ánimo.

Conservar un buen estado de ánimo y eliminar el estrés de tu rutina te obsequiará con un extra de tranquilidad a ti, a tu familia y a tu fiel compañero de viaje.