, ,

10 consejos para manejar el estrés al volante provocado por el COVID-19

En estos momentos el estrés está más presente en el trabajo de los conductores profesionales y muchos transportistas pueden sufrirlo debido a la incertidumbre y la presión provocadas por la crisis sanitaria del COVID-19.

Para ayudar a controlar este problema, la Fundación para la Seguridad Vial (FESVIAL) ha publicado 10 recomendaciones para tratar de manejar el estrés que puede provocar la situación actual en la conducción:

  1. Dormir las horas necesarias para estar descansado y tener presente una higiene de sueño adecuada.
  2. No dedicar mucho tiempo a pensamientos negativos que pueden causar preocupación o estrés.
  3. Evitar consumir alcohol y no automedicarse.
  4. No ponerse metas inalcanzables que pueden generar presión y sobre exigencia. Es esencial priorizar siempre los objetivos más importantes.
  5. Disfrutar del tiempo libre del que se disponga haciendo algo agradable o divertido. Esto hará que dejes de lado por un momento los pensamientos negativos y la preocupación provocadas por la situación.
  6. Durante la conducción, escucha música que te guste para amenizar el viaje. No abuses de escuchar en la radio información sobre la pandemia. Es importante estar informados pero la sobreinformación puede provocar una sensación de desasosiego constante.
  7. Mantener una dieta saludable donde se prioricen las frutas, las verduras y las legumbres y beber mucha agua. Mantenerse hidratado es esencial.
  8. Reducir el consumo de tabaco, café y otros estimulantes.
  9. Controlar la velocidad aunque no haya tráfico. Las altas velocidades pueden generar tensión y estrés.
  10. Si sufres un ataque de ansiedad durante la conducción, lo más recomendable es que pares en una zona segura lo más rápido posible. Si no consigues relajarte, solicita ayuda. Falta de aire, palpitaciones, sensación de ahogo o desbordamiento son algunos síntomas de estar sufriendo un ataque de pánico.

Nos encontramos en una situación difícil y de mucha responsabilidad, pero no debemos perder de la vista que la salud es siempre lo más importante. ¡Cuídate al volante!